fbpx

Una de las principales fuentes de ingresos económicos en territorio colombiano es la sección de la industria alimenticia debido que Colombia se encuentra catalogado como uno de los principales países de variedad gastronómica a nivel mundial. calderas industriales

Está industria citado por el CNV (Centro Virtual de Negocios): “Mueve importantes cifras en la economía del país, según Juan Gabriel Pérez, director ejecutivo de Invest in Bogotá”. El sector según el informe del 2017 tuvo ventas superiores a los 13.200 millones de dólares teniendo una presentación significativa en las industrias de molinería, panadería y repostería, con un 31%.

El crecimiento de esta economía está abriendo nuevos campos de la ingeniera, y más concretamente la ingeniera del vapor, debido a su participación en los diferentes procesos que se llevan a cabo en la elaboración de estos productos.

Las calderas piro-tubulares como eje central de los procesos de cocción, esterilizado y desinfección de los alimentos, representa una imagen de equipo vital al momento de situar una nueva empresa o la adecuación de estos equipos en diferentes fábricas ya entradas en el mercado de los alimentos.

Según investigadores de la Universidad de Georgia, “descubrieron que las bacterias de las frutas y verduras se pueden transferir fácilmente a otros alimentos a través de los cuchillos y ralladores. Estos equipos de cocina contaminan muchos tipos de materias primas con patógenos que a menudo se pueden encontrar tales como salmonella y E. coli.”

Las salsas, sopas, pastas, rosquillas, pan y aceite son algunos de los diferentes productos que estarían ligados con el proceso del vapor dentro de la industria alimentaria. Adicionalmente, subproductos o procesos tales como la esterilización de utensilios de corte, ralladores o equipos de muestra, no es suficiente solo con agua y jabón para eliminar las bacterias o microorganismos presentes que puedan llegar a contaminar grandes cantidades de materias primas o durante el proceso de preparación.

La ventaja de tener estos equipos dentro del inventario de máquinas principales dentro de las instalaciones es: la disminución de los costos generados a la quema o proceso de combustión por medio de gas natural como combustible directo, son altamente significativas con aproximadamente un 65% comparado con las cocinas industriales directas. Adicionalmente, este tipo de proceso de cocción se puede llevar a cabo en ingenios azucareros, o fábricas que utilizan biomasa para su quema directa, debido que existen en nuestro catálogo las calderas de biomasa para que de esta manera se pueda realizar una combustión con materia prima generada a partir de los residuos de las plantaciones creando una sostenibilidad energética y favoreciendo al medio que se está rodeando, disminuyendo la emisión de gases de efecto invernadero.

Debido a los materiales con los que se fabrican cada uno de los equipos a manejar en esta industria, se presenta un alto problema de desprendimiento de micro partículas férricas teniendo expuesta está a fuego directo durante horas prolongadas afectando cada uno de los alimentos ocasionando una gran pérdida en dinero y retraso de entrega a los clientes.

De esta manera se puede observar que, al utilizar las calderas como generador de calor, siendo el principal medio de calentamiento el vapor, este posee una uniformidad completa dentro de cada uno de los diferentes recipientes a utilizar siendo principalmente utilizadas las marmitas, evitando el calor puntual en una determinada área de las ollas y de esta manera tener una alta duración y mayor vida útil.

La uniformidad de la temperatura es un factor para tener en cuenta debido a los delicados líquidos que se están procesando, teniendo una uniformidad dentro de todo el recipiente sin necesidad de poder utilizar un mezclador ocasionando un calentamiento homogéneo, esta es una ventaja si se utiliza en las instalaciones una caldera piro-tubular.

Las calderas industriales además de evitar daños progresivos en los equipos, optimiza tiempos muertos en los procesos de cocción y entrega a los diferentes clientes debido al aumento de temperatura de forma exponencial comparado con la forma lineal que lleva el proceso de cocción de fuego directo. Las metas de cumplimiento aumentarían en aproximadamente 20 a 30% las líneas de producción para tener un cumplimiento favorable con clientes.

Estos equipos son de fácil manejo y poca supervisión debido que las calderas fabricadas por Gemlsa SAS, poseen un sistema de control automatizado pudiendo ser llevada la supervisión por una sola persona en la sala y una supervisión externa por medio de control remoto, teniendo un punto positivo debido que es la mejor forma de tener un retorno de inversión a corto plazo y un ahorro significativo a mediano plazo reflejado en sus pagos en poco personal y ahorro de combustible primario.

Al ser siempre un equipo autónomo bajo lineamientos ASME, según los códigos I [Calderas de potencia] y VIII Sección I [Recipientes a presión], con los lineamientos de seguridad instaladas y realizados en cada una de las etapas de fabricación, desde la recepción del producto hasta los ensayos no destructivos tales como tintas penetrantes, partículas magnéticas y ultrasonido, la seguridad es el factor del que menos hay que preocuparse en su etapa de funcionamiento.

Nuestras calderas se fabrican dependiendo de la necesidad del cliente, teniendo un aporte de nuestros ingenieros dispuesto a resolver sus inquietudes y asesorarlo en la adecuación del sistema central para mejorar cada uno de los procesos, tales como capacidad, inversión, amortización y demás beneficios.

Share This